Aporta con lo que quieras por un Canto Católico apoya tu iglesia.

Corte Suprema de Rusia prohíbe el culto de los Testigos de Jehová por "extremismo"


La Corte Suprema de Justicia de Rusia determinó este jueves en un fallo que las actividades del grupo religioso Testigos de Jehová son extremistas, por lo que prohibió su trabajo en el país y ordenó que sus propiedades sean confiscadas.
"La Corte Suprema falló a favor de la demanda del Ministerio de Justicia y calificar al Centro Administrativo de los Testigos de Jehová en Rusia como una organización extremista, eliminarla y prohibir su actividad en Rusia", dijo el juez Yuri Ivanenko en su decisión judicial.
Con esto, el Ministerio de Justicia puede confiscar sus bienes, especialmente los ubicados en su principal sede en la ciudad de San Petesburgo y otras 395 congregaciones en otras partes del país.
Representantes de la organización religiosa indicaron que acudirán a la Corte Europea de Derechos Humanos, la única instancia que les queda, ya que las decisiones del Supremo son inapelables debido a que se trata de la máxima instancia judicial del país.
Esa instancia judicial europea ya había emitido un fallo en 2010 donde indicaba que prohibir a esa secta religiosa en Rusia era ilegal.

Previa suspensión

El pasado mes de marzo la organización ya había sido suspendida, con lo que la actividad de sus 175,000 miembros estaba paralizada. Muchos de sus miembros congregados frente a la sede de la Corte Suprema afirmaron que el fallo es la culminación de una década de "acciones agresivas" contra el culto religioso.
Se estima que los Testigos de Jehová -caracterizados por ir puerta por puerta buscando nuevos fieles- cuentan con más de ocho millones de seguidores en todo el mundo.
De acuerdo al Ministerio de Justicia de Rusia, la prohibición se produjo debido a la "actividad extremista" del grupo, aunque no dio más detalles.
En todo caso, las autoridades rusas colocaron a las publicaciones del grupo religioso en la lista de literatura extremista prohibida y los fiscales ya habían presentando demandas donde señalaban que la organización destruye familias, fomenta el odio y amenaza la vida, una descripción que los propios Testigos de Jehová aseveran que es falsa.
La decisión sienta un precedente ya que los expertos en libertades religiosas en Rusia consideran que este acto legal transforma a esa comunidad cristiana en una red criminal, lo que hace que sus fieles sean vulnerables a ser arrestados por el simple hecho de hablar de sus creencias con otras personas.
Además, marca uno de los primeros casos en que la Rusia postsoviética se enfrenta abiertamente en el plano judicial a una organización religiosa, pese a que la política ateísta del estado ya no existe.
Los Testigos de Jehová registraron por primera vez a esa organización en Rusia en 1991, sin embargo han sido blanco del gobierno desde entonces. En 2006 el gobierno cambió la definición legal de extremismo al eliminar el uso de la violencia y el odio como requisito y agregando como criterio incitar a la "discordia religiosa". Esto pone a grupos religiosos que no cuentan con las simpatías del gobierno ruso al mismo nivel que organizaciones extremistas como el grupo Estado Islámico y los neonazis.
Mas.

Related Posts
Previous
« Prev Post